Atardecer

“En el trabajo de Pablo Uribe hay una referencia constante a la pintura del siglo XIX, en particular a sus dos géneros dominantes: el retrato y el paisaje. (…)

Uribe cuestiona la autoría y juega con los códigos que definen no sólo los géneros de la pintura, sino la función misma del artista. El trabajo más reciente de Uribe tiene que ver con la puesta en escena teatral; a menudo la trama narrativa parte de las historias propias de un lugar, y los actores son personas directamente relacionadas con él.

En Atardecer (2009), un actor imita los ruidos de animales diurnos y nocturnos. O quizás sería más exacto decir que recita el parlamento de la naturaleza. El desfase entre la imagen del actor, vestido con atuendo formal urbano, y el sonido, que asociamos con el bosque o la selva, le confiere a esta instalación un carácter desconcertante.”

José Roca