La ley de la Precipitación

La obra de Courtney Smith empieza con una serie de objetos no-identificados, relegados a la parte de atrás del ex-aeropuerto Cerrillos -pudriéndose bajo la lluvia y el sol, formas abstractas y geométricas, cada una distinta pero relacionadas, madera industrial, cortada, superpuesta, parcialmente pintada; piezas hechas por la misma mano y del mismo material. Se podría especular que estas piezas pertenecían a una construcción de algún tipo de imagen y que encajaban de una manera determinada, pero el orden está roto, ahora estos trozos son elementos composicionales sobrevivientes de un diseño desconocido y perdido para siempre, bloqueando cualquier tentativa de interpretación.

A través de esta obra, la artista se hace cargo de un conjunto composicional ya construido para usurparlo y someterlo a un orden.Para ello utiliza como punto de partida las huellas existentes, las piezas son rehabilitadas, limpiadas y pulidas, una por una, manteniendo su integridad.  Éstas son elevadas en pedestales individuales construidos a partir de patas de muebles, para mezclarlas con el mundo de las mesas y las sillas. De esta manera se busca llenar el espacio expositivo de trozos-muebles entendidos como constelaciones socio-geométricas, una reescritura con palabras de segunda mano.

La segunda parte de la obra es el video Ovni de Iván Navarro, este conjuga historias de avistamientos de objetos no identificados en el cielo de la segunda región de Chile. El video fue realizado en Humberstone durante el año 2008.

En el video se ve una niña en el desierto de Atacama recibiendo con los brazos abiertos unos globos plateados (el ovni) que vienen bajando desde lo alto del cielo hacia ella. En el paisaje se ven las ruinas de la antigua salitrera acompañadas de un fuerte y penetrante viento.

Nadie tiene certeza de la veracidad ni la materialidad de los objetos vistos, son historias que se cuentan informalmente entre los lugareños. Para enfrentar la autenticidad de las historias contadas sobre los avistamientos en el cielo, el video corre en retroceso, es decir, el video comienza con el “ovni” en el cielo, como un objeto difícil de distinguir, pero lentamente y a medida que se va acercando a La Tierra, también deja notar otros detalles del entorno seco, olvidado y detenido en el tiempo. Un truco técnico-visual sabotea drásticamente la ilusión del “objeto no identificado” en el espacio. El “ovni” son solo globos plateados que la niña suelta al viento, pero que son atrapados y controlados por el video para intentar escenificar historias o mitos de ovnis.