Radio Antena

Por Gabriel Holzapfel

Radio Antena es el nombre de una escultura que al mismo tiempo es una estación de Radio FM de funcionamiento autónomo, cuyas transmisiones tienen un alcance de sintonía de unos 10 metros a la redonda. Se trata de una estructura “totémica” de gran formato –casi dos metros de alto – que además de contener distintos objetos propios del mundo musical como platillos, pedestales y baquetas, posee distintos objetos adheridos que funcionan como pequeñas antenas, en un cruce entre lo absurdo, lo exagerado y lo efectivo: Radio Antena es una “antena de antenas” que se auto transmite a través de un dial en horario continuado. Su estructura está pensada como un instrumento interactivo que puede tocarse o golpearse para que de esta forma se transmitan los sonido amplificados desde sus fauces metálicas. Las vibraciones electromagnéticas que emiten sus múltiples antenas y brotes alámbricos pueden escucharse con la ayuda de un radio componente cercano o usando un celular.

La intención es introducir un discurso abstracto en un espacio históricamente destinado a transmitir contenidos prácticos, lúdicos y concretos. Es una forma de subvertir el mensaje y transformarlo en material dispuesto al juego y la imaginación, más allá de la razón y la utilidad. Si bien la radio –como medio de comunicación masivo – sirve para informar sobre hechos noticiosos, información de interés o para satisfacer necesidades más bien ligadas a lo práctico, aquí lo interesante es hacer el intento de transmitir un sonido deforme, no reconocible, completamente cambiante y que además salga en vivo y en directo por una señal FM. Radio Antena es una investigación sencilla y lúdica que indaga en el potencial sonoro de la escultura más allá de su condición tangible. La idea es traspasar el horizonte de lo objetual para transportar su presencia hacia el campo de las frecuencias auditivas y las señales electromagnéticas.