Paisaje Inmigrante 1

Simón Sepúlveda



2017
5 telares
145 x 203 centímetros cada uno.
Estructura de madera.

El proceso de inmigración de población haitiana a Chile, uno de los más masivos de la región, ha impuesto la necesidad de generar cambios culturales y aprendizajes en relación a temas como la tolerancia, aceptación y la empatía hacia personas y estructuras de vida diferentes a la nuestra. Políticamente este proceso también vive en constante crisis. Desde la definición identitaria mediante la asignación de un R.U.T., la generación de políticas de vivienda y el no abuso de mano de obra barata producto de la necesidad de los caribeños en la que los uniformes de trabajo con la piel oscura son un ícono de esta situación.

Paisaje Inmigrante 1 es una representación e interpretación de situaciones que involucran a los Haitianos con el fin de generar un registro de esta diáspora masiva sin precedentes para nuestro país. Esta obra mezcla un paisaje natural y los mezcla con signos y símbolos, los cuales son parte de un paisaje virtual de investigación sobre la cultura Haitiana para entender mejor su identidad y orígenes. La materialidad del telar tiene una doble intención, rescatar el rol del textil como un medio que cuenta una historia y registra sucesos como ya lo ha hecho con anterioridad en nuestra historia a través de los gobelinos y a la vez es un objeto que contiene y cobija, la contención hacia el desprotegido.  

Los cinco telares que conforman “Paisaje 1” fueron transportados a través de la ciudad en una estructura de madera con el fin de tener una participación no sólo de museo, si no que también de la ciudad y sus habitantes.