n

Rainer Krause

RadioRuido.2



2016
Monitor, cinco canales de audio
Banda sonora de ocho horas

Los miembros del equipo RadioRuido.2 registraron la voz de 100 personas, provenientes de cuatro localidades distintas (Concepción, Valparaíso, Santiago e Iquique), contando desde el número 1 al 160.

Posteriormente  se editaron los archivos de audio recibidos en 160 pistas: pista nº 1 contiene todos los números 1 de las 100 personas grabadas, unos tras otros con pequeñas pausas irregulares entre ellos; pista nº 2 contiene todos los números 2 de las 100 personas grabadas, y así hasta la pista nº 160, que contiene todos los números 160 de las 100 personas grabadas. Cada pista de audio durará 3 minutos.

n se pregunta por la relación entre voz humana análoga-singular y los medios digitales estandarizados globalmente. En n llenamos una sala completa con la presencia de cien individuos a través de sus voces por un tiempo determinado. La voz humana identifica al individuo de forma similar a la imagen del rostro; tesitura, entonación, dinámica, calidad y acento se configuran diferente en cada singularidad

En la voz se superponen aspectos aparentemente contradictorios en un mismo momento; la voz es una figura única del traspaso, transformándose en un medio de comunicación entre los humanos y transmitiendo signos convencionales (lenguaje consensuado), como estados de ánimo y afectos. La voz humana indica la condición del cuerpo que la emite (edad, sexo) y su pertenencia a un grupo social. Como medio verbal, es discursivo e icónico: habla y muestra. La voz hablada además requiere un oyente, ya que esta emisión de habla debe ser escuchada.

Aunque las voces de 100 personas son en primera instancia una magnitud, en donde la cantidad de voces es definida por su carácter de número, el conjunto de las voces no se transforma en masa. Cada voz mantiene su individualidad, tanto respecto de las demás voces como en relación a la totalidad de la obra artística: no hay posproducción que manipule u homogenice la sonoridad de las voces más allá de una leve normalización del volumen. Las 100 voces forman más bien una multitud de voces.