Seismic Sound Lab

Seismic Sound Lab



2006

¿Cuál es el sonido de un terremoto? El geofísico Ben Holtzman y el diseñador de sonido Jason Candler intentaron responder a estas preguntas y para ello crearon una serie de instancias para crear sonidos a partir de datos sismológicos. Los eventos sísmicos son casi completamente inaudibles cuando se reproducen a su velocidad natural, e incluso las frecuencias de los terremotos más fuertes no están dentro de nuestra gama auditiva. Pero si se eleva la frecuencia es posible escuchar una gama muy amplia de sonidos. La información que se recoge sobre los eventos telúricos se da a conocer mediante gráficos sismográficos pero que se vuelven opacos para la comprensión de la mayoría de la gente. La intención de Holtzman y Candler es hacer que estos datos “cobren vida”. “Cuando las ondas se aceleran, suenan como chirridos lentos y incluso como las canciones de las ballenas, por lo que escuchar el sonido y entender su fuente le da a las personas una experiencia visceral a la que añadir el significado físico”, afirman los investigadores de Seismic Sound Lab. La visualización y sonorización de estos datos nos permiten entender que los movimientos sísmicos son un fenómeno natural que no tendría por qué ser dañino en sí mismo. Los terremotos se suceden en un tiempo geológico que excede el tiempo humano, por eso a veces perdemos de vista su posibilidad al momento de planificar ciudades y viviendas.