Timekeeper

Pierre Huyghe



2017
Intervención en muro realizada con lijadora Random Orbit Sander (BOSCH GEX 125 1-AE)

Un agujero en la pared revela las sucesivas capas de pintura que han quedado de exposiciones anteriores. Propuesta como la arqueología de un sitio de exhibición, Timekeeper sugiere los anillos que señalan el crecimiento de un árbol o los estratos geológicos del suelo. Timekeeper fue realizada por primera vez el año 1999 en la sala de la Secesión en Viena, el primer espacio de exhibición artística pensado como un “cubo blanco”.

En este contexto, Timekeeper evoca también la mina a tajo abierto más grande del mundo, Chuquicamata, ubicada en el norte grande de Chile, la que es trasladada simbólicamente al espacio del Museo Nacional de Bellas Artes como un gesto humano en medio del Antropoceno, la era geológica que se se define por la capacidad humana para transformar la tierra. Chuquicamata es un paradigma de la transformación geográfica planetaria con fines económicos, una agujero terrestre gigantesco que seguirá existiendo miles de años después de la extinción humana.

Anteriormente, Timekeeper ha sido realizada en:

Viena, Austria, 1999 / Galería Neugerriemschneider, Berlín, Alemania, 2000 / Galería 4 Centro de Arte North Walker, Minneapolis, Estados Unidos, 2009 / Centro Georges Pompidou, París, Francia, 2013 / Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, Los Ángeles, 2014 / Museo Ludwig, Colonia, Alemania, 2014 / Museo Metropolitano de Arte, Nueva York, EE. UU. 2015 / Palacio de Bellas Artes, Bruselas, Bélgica, 2016 / Palais de Tokyo, París, Francia, 2016 / Instituto de Arte Contemporáneo, Villeurbanne, Francia , 2016